91 214 73 38

Decoración de puertas de armarios empotrados

Si ver todas las mañanas el mismo armario y la misma habitación te aburre, pero hacer frente a un cambio de mobiliario es demasiado, te proponemos explorar las posibilidades de la decoración de puertas de armarios empotrados.

Un cambio radial y sencillo

¿A quién no le gusta hacer cambios en casa y disfrutar de la sensación de estrenar algo nuevo? Pues conseguirlo es más fácil de lo que parece y, además, hay opciones al alcance de cualquier bolsillo.

Puertas nuevas

Una de las formas más radicales de cambiar la decoración de las puertas de armarios empotrados es cambiar la puerta. Al ser una estructura que está integrada en la habitación, lo más práctico es acudir a una tienda especializada y escoger una puerta nueva.

Las opciones son muchas y para los diferentes modelos de apertura:

Dentro de cada opción las posibilidades de personalizarla son muchas: colores, molduras, herrajes, combinación de madera, cristal y metal, tiradores, iluminación… tú decides.

Redecorar tus puertas

Si la opción de comprar puertas nuevas se sale de tu presupuesto hay otra forma de cambiar la decoración de las puertas de armarios empotrados: trabajar sobre ellas.

No tienes que ser un artista ni un manitas para atreverte a dar un aire nuevo a tu habitación. Es cierto que algunas opciones requieren algo más de maña, pero otras son muy sencillas.

Decoración de puertas de armarios empotrados

Te proponemos estas opciones:

  1. Pintar por completo la puerta. Con esta opción conseguirás un cambio total en tu armario. Puedes jugar con el color de las paredes, de las cortinas y, si es una habitación infantil, puedes apostar por colores más llamativos y alegres.
  2. Pintar parcialmente la puerta. Es parecida a la opción anterior, pero en este caso solo decoras la puerta con figuras geométricas o abstractas en diferentes colores.
  3. Papel pintado. Al forrar la puerta (mejor si es lisa) con papel pintado el cambio será muy grande. Encuentra el que encaja con tu estilo y estrena habitación.
  4. Con pintura de pizarra. Esta opción es muy buena para cuartos infantiles, les das la oportunidad de decorar cada día la estancia a la vez que amplias la zona de juegos.
  5. Con paneles y molduras. Una manera sencilla de cambiar la decoración de las puertas de los armarios empotrados es ponerles paneles o molduras. Hay mucha variedad de formas y grosores a lo que se une la paleta de colores. Así que, por muy poco, puedes tener una puerta completamente diferente.
  6. Con espejos. Si pegas un espejo en tu vieja puerta verás tu dormitorio diferente y además mejorarás la sensación de amplitud y profundidad del cuarto.  
  7. Con fotografías y vinilos. Pegar vinilos en las puertas es una tendencia muy extendida. Además de los que te ofrecen en las tiendas puedes imprimir tus fotos y de esta manera personalizar tu armario aún más.
  8. Con tiradores. Una manera sencilla de conseguir un efecto novedoso es cambiar los tiradores. Puedes conseguir un efecto rústico, vintage, nórdico… Busca el que más encaje contigo.