91 214 73 38

Ideas para muebles de empresa

La organización en la oficina es imprescindible para lograr un buen rendimiento. En esta tarea los muebles de empresa son una pieza esencial, sin embargo a menudo vemos que no se les presta la suficiente atención. 

Si quieres amueblar tu lugar de trabajo de manera que resulte funcional y a la vez estéticamente bonito, te damos algunas ideas sobre muebles de empresa.  

Muebles de empresa para una perfecta organización

Los muebles de empresa tienen que ser prácticos. Tienen que permitirnos desarrollar nuestras tareas de manera cómoda y segura, por eso no valen los mismos muebles para todos los oficios. 

Si nos centramos solo en trabajos de oficina que implican trabajo con ordenadores necesitaremos mesas y espacio de almacenaje de documentos. 

Las mesas de trabajo deben ser lo suficientemente amplias como para tener el ordenador y un espacio de sobre para colocar informes y documentos. Muchos profesionales necesitan dos pantallas, por lo que las mesas en L resultan muy prácticas. 

Si optas por mesas largas puedes  crear puestos de trabajo enfrentados y una buena idea es separarlos con mamparas que se pueden aprovechar para colgar la pantalla y si el ordenador es portátil puedes instalar una pequeña estantería con espacio de almacenaje para agenda, libros de consulta, material de oficina o simplemente artículos personales como fotos o una planta. 

Muebles empresa

Cajoneras bajas

No olvides las cajoneras. Este es uno de los muebles de empresa más clásicos y funcionales. Tienes a mano los artículos que necesitas de manera habitual y si incorporas un organizador de cajón evitas el caos interior. 

Puedes colocar la cajonera unida a la mesa o puedes escoger una cajonera con ruedas. Al ser móvil si el empleado cambia de ubicación no tiene que trasladar sus cosas, simplemente se lleva la cajonera. Además al ser un mueble con ruedas tienes libertad de ubicación. Así, por ejemplo, puedes ponerlo como un mueble supletorio y aprovechar la parte superior para colocar la impresora, un escáner o simplemente artículos de decoración.  

Muebles de empresa de doble uso

Al hablar de muebles de empresa de doble uso hacemos referencia por ejemplo a librerías y armarios que además de cumplir con su misión de almacenaje hacen de muro de separación. Es decir, si colocas una fila de armarios que no lleguen al techo puedes crear una zona separada pero a la vez integrada en el conjunto de la oficina. 

Puedes hacer lo mismo con armarios bajos de 1 metro o 1,20 metros. Divides espacios, habilitas zonas de almacenamiento de documentos o artículos personales y mantienes a la vez la sensación de espacio diáfano. Puedes hacer lo mismo con estanterías abiertas en las que puedes poner cestas o cerrar algunos huecos con puertas de cristal.